UN PELO DE LA COLA

Pelo de la Cola

En la ducha, en la cama, en el auto, incluso en la cara de Pedrito; por todos lados había pelos. No uno, ni un par; cientos de pelos que iba perdiendo a diario durante dos meses. Calzaba con que justo se cumplían cuatro meses desde el parto, pero lo cierto es que la quimio oral que estaba tomando desde hace un tiempo estaba haciendo lo suyo. No es fácil ver como de a poco comienzas a quedarte pelada. No tan sólo por una cosa de vanidad, sino porque cada pelo que se te cae te recuerda que tienes cáncer. Una cosa es raparse por gusto, para innovar; otra muy distinta es hacerlo porque no te queda opción.

Pelo de la Cola

Siempre he usado el pelo largo. Me lo cuidaba mucho y era una de las cosas físicas a la que más le sacaba partido. No es raro entonces que durante el verano, la caída de éste fuera tema y me hiciera llorar más de alguna vez. Recuerdo una vez saliendo de la ducha con un atado de pelos en la mano, abracé a Cristián y le dije “estoy cansada”. Sumado a las cicatrices en mi pierna y brazo por dos cirugías que me tuvieron que hacer como consecuencia del cáncer, sumado al vitíligo que tengo como efecto secundario del tratamiento, ahora me estaba quedando pelada; el cáncer se hacía notar una vez más.

Bautizo

Fue después del bautizo de Pedrito Milagros, en marzo de este año, que decidí ponerle fin a esta situación. Esa mañana demoré 45 minutos en el baño tratando de disimular los pelones que tenía. Secador, productos, tutoriales de youtube y laca, no fueron suficientes para tapar lo evidente. Finalmente, y con una sensación de frustración, me hice un moño y me puse un pañuelo alrededor de mi cabeza. A pesar del esfuerzo, cada vez que saludaba a alguien en la ceremonia tenía que estar pendiente que no se corriera el pañuelo y en fin el tema “pelo” no me dejaba en paz. Al día siguiente, me desperté y le dije a Cristián: “Se acabó, me voy a pelar”. A pesar de su insistencia en que no era para tanto y que “igual me veía bonita”; lo cierto es que lo peor de la caída del pelo es que te recuerda que estás enferma. Y eso deprime.

Fuimos caminando a comprar verduras a un almacén cerca de la casa y justo ahí Dios me puso a una persona en el camino. Una de las mujeres que atendía me preguntó cómo seguía. Le respondí que bien, pero que se me estaba cayendo el pelo. Ella también en algún minuto pasó por lo mismo como efecto del estrés post parto. “Me pelé y no fue nada tan terrible como pensé”, me dijo, “Me sentí la mujer más linda del mundo”. Le sonreí y la abracé. Ese testimonio le dio fuerza a mi decisión y puso en la balanza todo lo bueno, versus lo malo.

Camino a la casa le escribí a un amigo y así fue el desenlace:

Pelo de la Cola

Pelo de la Cola

Pelo de la Cola

Pelo de la Cola

Pelo de la Cola

Y así fue como de un minuto a otro, pasé a tener pelo largo a un corte de hombre del que aún no me acostumbro. De aquella vez hasta ahora, pasé por dos cortes de pelo más. Nunca llegué a tener la cabeza sin ni un pelo, pero la cantidad de éste era notoriamente cada vez menor. Ahora lo tengo cortito y gracias a un champú de aceite de castor que compré afuera de Chile, me está creciendo!

Pelo de la Cola

La mujer en la verdulería tenía razón, no fue tan terrible. Finalmente después de todo lo que me ha tocado vivir durante un año, un pelo más o uno menos, es sólo… un pelo de la cola.

Mis datos para pelo y cejas

Pelucas Paula: +56994344644

Turbantes: The future heirloom boutique

Shampoo para acelerar crecimiento:

– Hair growth, marca Lee Stafford (farmacias Ahumada)

– Jamaican Black Castor Strengthen & Grow Shampoo, marca Shea Moisture (encargar por Amazon)

Producto para crecimiento pestañas y cejas:

– Neu Brow y Neu Lash en http://www.blubag.cl

– Aceite de castor Jamaican Black Castor Oil marca Taliah Waajid (encargar por Amazon)

Maquillaje para dar volumen a cejas:

– Gimme Brow de Benefit (Falabella)

– Soft and natural brows de Benefit (Falabella)

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Loreto
Loreto
3 months ago

Puchas que era fantástica Javiera!!!…. quizás por eso Diosito la llevó a iluminar el cielo!