UN PELO DE LA COLA (PARTE II)

Pelo de la Cola

Ya les conté en el primer post lo difícil que fue el proceso de la caída del pelo. Superado eso, una vez pelada tuve que adecuarme a los nuevos looks que vendrían próximamente y que cambiarían mi apariencia prácticamente todas las semanas.

Pelo de la cola

Al principio, no había mucho qué hacer. Mi pelo estaba cortísimo y era escaso. Pero al poco tiempo, el famoso “chemo hair” (pelo de quimio) empezó a manifestarse. Cientos de rulos estilo “The Jackson 5” poblaron mi cabeza.

Hasta que llegó un punto en que el largo de cada pelo era de unos 5 cms y entonces decidí hacer algo al respecto

Pelo de la cola

Lo ideal es no hacer nada y tener paciencia, para evitar el uso de químicos. Sin embargo, para quienes, como yo, no les gusta este cambio de look, encontré un par de un alternativas.

La primera: con el pelo mojado usar un gel fijador y peinarlo de la forma que te guste. Cualquier gel sirve y lo venden en supermercados o farmacias. Lo malo, es que el pelo te queda con apariencia de estar mojado y además queda tieso al tacto.

Pelo de la cola

La segunda: el tratamiento Brasil Cacau, que NO tiene formol. Se realiza en peluquerías. Yo me lo realicé en Salón de Belleza Donna ubicado en Luis Pasteur 6500.

Pelo de la cola

La tercera: tener un buen estilista o peluquero que sepa cortar tu pelo y a la vez acentuar el crecimiento de éste. Mi estilista es Cristián González que trabaja en D’Beauty Day Spa en Av. Kennedy 7100.

En fin, ahí van mis consejos y recuerden de no usar tinturas por el momento, ya que el pelo está débil. Y paciencia hasta que el pelo vuelva a crecer, recuerden que de todo este gran proceso que estamos viviendo, esto es solo un pelo de la cola.

Pelo de la cola

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments