LA VIRGEN NOS UNIÓ

Llevaba días, que tenía a la Javiera en mi cabeza, su imagen se me venía una y otra vez. Los medios habían dado a conocer su historia. Yo no la conocía ni tampoco éramos amigas. Pero una mañana escuché en un matinal que la entrevistaban, ella contaba su historia, me quedé sentada escuchándola como si me estuviese hablando a mí. Esa noche soñé con ella, que hablábamos de la vida. Me levanté y dije: ¿cómo llego a ella?, ¿por qué tengo su imagen hace tantos días en mi cabeza, sin conocerla?, ¿qué nos une?  Pero el destino lo tenía planificado, conocíamos a una amiga en común, ella fue nuestro puente de unión. 

Y así, comenzó nuestra historia, corta pero profunda; así la sentí siempre y la sigo sintiendo. Era Semana Santa, Jueves Santo exactamente y, la Javiera estaba hospitalizada dentro de sus tantos tratamientos médicos. Ahí llegamos, con mi amiga, a contarle la historia que yo llevaba a cuestas. Habían sido días duros para ella, donde el cáncer había avanzado. Fui a entregarle mi humilde regalo, una cuota de esperanza y fe de alguien que no sabía más de ella, que lo que entregaba la prensa.

Ella estaba con dos amigas de colegio que habían ido a acompañarla. Mientras, yo comienzo con mi historia: “Hace 20 años atrás, nació mi primera hija con daño cerebral, y con ceguera bilateral, mi mundo se hacía pequeño y oscuro en ese entonces; sin embargo, desde su nacimiento me di cuenta que comenzó a sucederme una serie de cosas inusuales, que no lograba comprender de inmediato. He sido siempre de mucha fe en la Virgen, vengo de una familia mariana, donde aprendí a amarla y respetarla como mujer y madre de Dios. Me había entregado a ella pidiendo que mi hija se sanara y que su vida fuese llevadera, hasta que llega a mí la medalla de la Virgen de los Rayos o Medalla Milagrosa, de una forma mágica. Mi hija se sanó del cerebro, no hay rastro hoy, aunque vive con la ceguera, sin esa oscuridad nuestra vida no hubiese sido lo que es hoy, una vida de luz donde ella lo ha hecho posible”.

Esa medalla es la que le entregué a la Javiera, la que yo por años llevé y pasé a muchas personas que se sanaron físicamente y otras del alma. Le dije, aquí estoy, necesito entregártela, lo sentí… lloramos juntas. Y ella me cuenta de su amor por la Virgen, su amor incondicional como madre de Dios. ¡Su fe era tan grande, su amor era tan infinito, que yo sentí que mi cercanía con ella era esa… ahí estaba …la Virgen nos había presentado!

Nuestras conversaciones eran de la fe, cómo nos ayuda a vivir tranquilos, en paz, en armonía y en estabilidad. Porque la gran mayoría de los seres humanos necesitamos aferrarnos a algo físico, a algo material cuando tenemos problemas o sufrimientos, ya sean físicos o del alma, y es ahí donde no importa si es una medalla, una estampita, agüita o lo que sea, sentimos que Dios y la Virgen están ahí, más cerca de uno.

Ella me decía, todos tenemos cáncer, de alguna u otra manera, pero es más fácil sobrellevarlo o vivirlo con fe. Y yo lo comparaba con la discapacidad, todos tenemos discapacidades lo que pasa es que algunos se les nota y a otros no. La fe mueve montañas decíamos, cada vez que se enfrentaba a un nuevo PET. Iba confiada, pero nerviosa.

Recuerdo en una oportunidad, celebramos “la vida” por el cambio que había tenido entre uno y otro, que el cáncer se estaba yendo. Llevaba la medalla todos los días, sintiendo a su amiga la Virgen cerca, que la protegía.

Hoy pienso que importante es la fe, aferrarse a ese alguien que uno cree, sentir que está ahí para escucharte, animarte día a día desde el amanecer hasta el final de tus días. Es lo que nos mueve. ¡Creer!

En el último tiempo de su enfermedad, yo me fui a un largo viaje, fui a despedirme, pero los mensajes por WhatsApp (la Virgen nos unió, que así lo llamamos) fueron nuestros aliados. Así iba sabiendo de sus avances, de sus alegrías, que incluso alegremente me conto de un viaje con su querido Cristian y que solo llevaba un bikini, y que el sol la esperaba.

Planificamos entonces que a mi regreso nos debíamos un almuerzo con nuestra amiga en común. Pusimos fecha. Esa fecha quedo pendiente. Algún día lo concretaremos. La Javiera se agravó yo sin saberlo… viajé de regreso a Chile, cuando llegué al aeropuerto tenía un audio, que no lograba mi cabeza comprender, donde hablaba del amor, ese amor de pareja, que no lo dejemos de alimentar, que el amor lo es todo…

Fui a la clínica a verla, me despedí… sin saber que al día siguiente nos dejaba a todos “un día triste de otoño”, quienes la conocíamos con el corazón hundido, los ojos rojos en llanto, pero con la más lindos de los recuerdos de su lucha, fe y amor ante la vida.

Canción de otoño

Como sopla el viento en las ventanas, como llueve hoy.

Como está la calle de vacía, como muere el sol.

Estos días grises del otoño me ponen triste y al calor del fuego de mi hoguera, te recuerdo hoy.

Te recuerdo hoy.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

15 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Maria Aravena
Maria Aravena
3 months ago

Uuuf, tremendo mensaje, enseñanza de Javiera
Una tremenda mujer, admirables con una sonrisa de oreja a oreja, nunca la vi derrota, siempre positiva en que le iba a ganar a ese cáncer, Diis lo quiso así 🙏🏽🙏🏽abrazos al cielo😘😘😘😘

Tina visl
Tina visl
3 months ago

Que historia más linda ! No la conocí pero la seguí y ahora sigo su gran Proyecto ! Liveat ! Me pego fuerte su partida no logro encenderlo porq si era una mujer ejemplar y tanto q lucho con su marido y Pedrito Milagros ! Hoy estoy más cerca de la Virgen gracias a ella ! Siento q me ayuda en mi día a día , no pasa un día en q no piense en ella y su familia ! Cuando cumplió un año de su partida ! No paro de oír y ver tan lindo Homenaje que le hicieron su familia y amigos !!se lo merece todo que linda mujer 🦋 ❤️ Algún día nos encontraremos 😘🥰

Onésima Pineda Sanhueza
Onésima Pineda Sanhueza
3 months ago
Reply to  Tina visl

Bella historia…yo llegue tb a la virgen por uds…casi en la fecha de partida hacia la luz de Javiera tuve un cuadro depresivo severo…una recaída….y me acordé de la virgen…recuerdo que de regreso de mi psiquiatra le pedí a mi hermana que nos bajásemos en la estación patronato pensando que estaba a la entrada y caminamos hasta encontrarla pero estaba ceerrado era lunes. De ahí en adelante fueron meses de mucha anguustia solo me levantaba para mis controles y para que me llevaran a la Virgen…cuando estaba allí me acordaba de Javiera…hoy estoy recuperada y viviendo todo lo que sucede con mucha tranquilidad y confianza¡¡¡¡¡¡

Loreto
Loreto
3 months ago

La Virgen…. hermosa Virgen de la Medalla Milagrosa….
tantas bendiciones recibidas……….

Carola Ross
Carola Ross
3 months ago

Lindas las tres!
Tú, ella y la Virgen!
Cariño del bueno!

Gilda
Gilda
3 months ago

que hermoso relato, las personas no pasan por nuestra vida porque si, siempre traen con ella un mensaje, el cual depende de cada uno identificar.

LILA
LILA
3 months ago

Bellísimo mensaje y qué hermosa amistad a través de Nuestra Madre la Virgen.

Carmen Canales
3 months ago

Javiera me enseño lo simple de la vida y aprendí de ella el amor más puro que alguien puede tener por su familia, quizá inconscientemente, ella sabía que su amor transcendería para llegar a esta comunidad, en donde, por lo yo deseo es seguir los pasos de Javiera y su amiga y jamás dejar de creer en mi fe y en lo que yo pueda lograr. Aunque aveces nos rompamos, ella nos enseño a levantarnos mil veces si era necesario. Tampoco te conocí, pero te admiraré siempre.

Sonia Urbina
Sonia Urbina
3 months ago

Hermosos momentos que compartieron con su fé

Paula
Paula
3 months ago

Precioso recuerdo tendrás por siempre de ella! Que lindo lo que es capaz de hacer la Virgen en las personas en especial entre nosotras las mujeres ! Muy lindo ❤️ La Fe nuestro mayor regalo .

Poli Moreno
Poli Moreno
3 months ago

Preciosa historia ! un beso para ti, para Javiera y para la Virgen Milagrosa !

patricia
patricia
3 months ago

No la conoci personalmente,pero a travez de la tele la conoci irradiaba una energia que sobresalia.fue una linda mujer que lucho por su vida y familia.ser mama fue su maxima aventura .la fe mueve montañas y ella lo trasmitio siempre su virgencita la acompañaba ,como dije una linda mujer.

Natalia Valentina
Natalia Valentina
3 months ago

Que hermoso testimonio, de alguna forma todos nos sentimos cercano a ella.

Equipo Liveat
Equipo Liveat
3 months ago

🧡🧡🧡🧡🧡🧡🧡🧡🧡🧡🧡
Gracias a todos por sus comentarios.

Loreto Medina
Loreto Medina
25 days ago

Hermosa historia. Javiera siempre será una luz en nuestros corazones.