USA LA EPIGENÉTICA A TU FAVOR

Los seres humanos compartimos el mismo ADN, sin embargo, somos todos distintos. Cada célula de nuestro cuerpo tiene exactamente los mismos genes, pero una célula del riñón tiene aspecto y funciones muy diferentes a una cardíaca. Los gemelos comparten el mismo ADN ya que ambos provienen de una sola célula que se dividió en dos para generar dos organismos independientes, pero ¿cómo es posible entonces que tengan habilidades, personalidades y enfermedades diferentes? Si ellos han sido criados en el mismo ambiente, ¿por qué uno es sano y el otro desarrolla psoriasis, cáncer o Enfermedad de Parkinson?

Las respuestas están en el campo de la EPIGENÉTICA que, para simplificar, consiste en modificaciones en nuestros genes que tendrán como consecuencia que ellos se expresen (activen) o se silencien (inactiven). Estos cambios no solo es lo que hace que nuestras células sean distintas entre los diferentes tejidos de la anatomía, si no que determinan la aparición, o no, de diferentes síntomas, problemas de funcionamiento y…enfermedades. En el caso de los hermanos gemelos ellos estarán expuestos a diferentes dietas, estrés, vicios, características del sueño, etcétera.

Lo importante es que estos cambios son muchas veces generados por la interacción de nuestros genes con el ambiente y, afortunadamente, son reversibles. No tenemos ninguna decisión sobre el material genético que heredamos, pero sí podemos controlar los factores ambientales y revertir estas “marcas epigenéticas”.

Ilustremos con algunos ejemplos:

  • El “Estudio Honolulu – Asian para el envejecimiento” encontró que japoneses que migraron a EEUU, desarrollaron mayores niveles de Enfermedad de Alzheimer que quienes que se quedaron en su país (similares genes, distintos ambientes).
  • El Zinc es un mineral necesario para el funcionamiento de más de 300 enzimas por lo que participa en muchas funciones en nuestro cuerpo, algunas de ellas en la piel; bajos niveles de este mineral llevan a la disminución de un transportador (Z10), el que secundariamente lleva a silenciar (inactivar) al menos 5 genes que son importantes en definir una estructura de epidermis normal. Déficit de Z10 se ha observado en pacientes con dermatitis atópica. Como se mencionó, estos cambios son reversibles por lo que la ingesta de Zn en algunos pacientes, mejora dicha condición (otros pacientes tendrán otra causa y no responderán).
  • El factor neurotrófico cerebral (FNC) es una proteína necesaria para la formación de nuevas células neurológicas, el mantenimiento de la función neuronal y la integridad estructural de las neuronas. Es sabido que el ejercicio produce una sustancia (D-ß-hidroxybutirato) la cual tiene al menos dos efectos conocidos en el cerebro: Entrega energía a las células nerviosas y aumenta la expresión del FNC en el hipocampo por lo que tiene reconocidos efectos positivos en memoria y aprendizaje.

El estudio de la epigenética se está desarrollando ampliamente, científicos del todo el mundo se están enfocando en el potencial que cambios en elementos de la dieta, del estilo de vida y de productos naturales tienen como agentes modificadores de enfermedades. Uno de tantos elementos estudiados es el efecto de los polifenoles, contenidos en el té verde, en el cáncer. En la Universidad de California, han estudiado algunos de los principios activos de esta sustancia (específicamente el epigallocatechin gallate) y han demostrado en estudio de animales y cultivos celulares que es capaz de detener la multiplicación de células cancerosas y ayudar a destruirlas mediante varios mecanismos complejos, uno de ellos es la inhibición de la histona deacetilasa clase I, lo cual activa al gen p21 y éste al gen P53 el cual es un importante controlador del ciclo celular (detecta células que se están dividiendo mucho y les ordena detenerse, lo que es fantástico en células cancerosas que se dividen constantemente).

Existen algunos hábitos epigenéticamente negativos que es bueno evitar:

  • Dieta alta en azúcares de mala calidad (habitualmente abundante en comidas procesadas), exceso de luz azul, mala calidad de sueño, ausencia de ejercicio, disruptores endocrinos (sustancias que se parecen a nuestras hormonas e impiden su correcta función), tabaquismo, falta de sol, alimentación frecuente, dieta baja en vegetales…. y muchas más.
  • La herencia genética de nuestros padres y abuelos es importante, sin duda, pero nuestro destino no está sellado, informémonos, eduquémonos e incorporemos hábitos saludables. Somos dueños del estilo vida que decidamos llevar.
5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Daniela
Daniela
3 months ago

Muy interesante, los disruptores endocrinos vendrían siendo los anticonceptivos hormonales?

Silvana Acosta
Silvana Acosta
3 months ago

Hola Daniela!. El término de disruptores endocrinos fue definido por la Agencia de protección ambiental de Estados Unidos como un agente exógeno que interfiere en cualquiera de las etapas de acción de una hormona. Existen cientos de productos naturales (en plantas por ejemplo) y sintéticos que pueden afectarles, también algunos medicamentos como el que mencionas, sin embargo, la diferencia es que dichas píldoras se administran en forma conocida y con un fin determinado. Es importante identificar aquellos a los cuales estamos expuestos de manera involuntaria (plásticos, pesticidas, lubricantes, solventes, etc) en productos de limpieza, envases y alimentos procesados, por nombrar los más frecuentes. Saludos! – Silvana (@healthy_viam)

Gilda
Gilda
3 months ago

que interesante, muchas veces se escuchan consejos de cuidados, vida sana, productos, etc., pero así, con base,experiencia y estudios,no es tan fácil.
se agradece el dato medicinal.

Saludos.

Wilma
Wilma
3 months ago

Que buena información, pero me queda una duda en los hábitos a evitar, a que se refiere con alimentación frecuente ??

Equipo Liveat
Equipo Liveat
3 months ago

🧡