LEY SANNA

¿Qué sucede cuando los padres que trabajan necesitan cuidar y acompañar a sus hijos que se encuentran afectados por una condición grave de salud?

Hoy en día contamos con la llamada “Ley SANNA” (Ley N° 21.063) que establece un seguro obligatorio para los trabajadores que sean padres o madres de un menor que se encuentre afectado por una condición grave de salud o a quien, por resolución judicial, se haya concedido el cuidado personal de aquel, sean estos trabajadores dependientes (del sector público o privado), independientes o trabajadores temporales que se encuentren cesantes.

¿Qué condiciones graves de salud protege esta Ley?

  1. Cáncer y tratamientos destinados al alivio del dolor y cuidados paliativos por cáncer avanzado.
  2. Trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos.
  3. Fase o estado terminal de vida.
  4. Accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave o permanente (cobertura a contar del 1 de diciembre de 2020).

¿En qué consiste el Seguro?

Establece la posibilidad de que los beneficiarios puedan ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado, recibiendo un subsidio que reemplace total o parcialmente su remuneración o renta mensual.

¿Qué edad deben tener los menores?

En caso de cáncer, trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos, aplicará para niños y niñas mayores de 1 año y menores de 18 años.

En caso de accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave o permanente, aplicará paraniños y niñas mayores de 1 año y menores de 15 años.

¿Cuánto dura el permiso?

En caso de cáncer, tendrá una duración de hasta 90 días dentro de un periodo de 12 meses y hasta en dos periodos continuos (90 días por año, hasta dos años seguidos por un mismo diagnóstico). El permiso por cuidados paliativos de cáncer avanzado durará hasta 60 días.

Cuando se efectúe un trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos, este permiso tendrá una duración de hasta 90 días.

En situación de fase o estado terminal de vida, durará hasta producido el deceso del hijo o hija.

Y, para la situación de un accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave o permanente, el permiso tendrá una duración máxima de hasta 45 días.

En el caso que ambos padres trabajen y puedan optar a este seguro, uno de los padres podrá traspasar al otro sus días de permiso cuando haya finalizado el periodo total de días de que es titular el trabajador o trabajadora a quien se le traspasarán, salvo en la contingencia de fase o estado terminal de la vida. En el caso de accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional grave y permanente, sólo se podrán traspasar hasta dos tercios del periodo (30 días).

Si uno de los padres tiene el cuidado personal del menor (por resolución judicial) y ambos padres pueden optar a las prestaciones de este seguro, el cuidador tendrá derecho a la totalidad del periodo de permiso que le corresponda a ambos padres (doble periodo), pudiendo aquel, de todos modos, traspasarle al otro padre o madre hasta el total de días que le correspondan.

Si el cuidado personal del niño o niña lo tiene un tercero (por resolución judicial), éste podrá hacer uso de su propio periodo de permiso más uno del padre o madre, si uno de ellos o ambos estuviesen cubiertos por este Seguro, pero no podrá traspasar ningún día de permiso al padre o madre del menor.

¿Cómo se tramitan estos permisos?

Estos permisos se harán efectivos mediante el otorgamiento de licencias médicas al trabajador o trabajadora por el médico tratante, las cuales serán de hasta 15 días y podrán ser prorrogadas por periodos iguales –en forma continua o discontinua- hasta completar los días de duración máxima del permiso, y se otorgarán por jornada completa o media jornada; en este último caso, cada media jornada se considerará como medio día de licencia.

La licencia médica, junto con el resto de los documentos que se exijan para acreditar la situación del menor, deberán ser entregados al empleador o, si es trabajador independiente o temporal cesante, directamente a la COMPIN.

La Mutualidad correspondiente o el Instituto de Salud Laboral serán los organismos encargados del pago del Subsidio.

Financiamiento del Seguro

Este seguro se financia, principalmente, a través de una cotización mensual de cargo del empleador, en el caso de los trabajadores dependientes, o del trabajador o trabajadora independiente, cuyo monto es de un 0,03% de las remuneraciones o rentas imponibles.

Nota: Revisar texto completo de la Ley N°21.063, con los requisitos y documentación exigida para cada una de las contingencias cubiertas por este Seguro: http://bcn.cl/2k66n

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments