TRES TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN PARA RELAJARSE

En  “Vivir más y mejor” de elmundo.es hemos encontrado un interesante artículo que queremos compartir con ustedes, se trata de “Tres técnicas de respiración para fomentar la relajación”, escrito por Olalla Uriarte.

Aquí se explica que, si quiere reducir el nivel de estrés y poder relajarse, se puede realizar una serie de ejercicios respiratorios en casa, que ayudarán a lograrlo. Se puede elegir el que más les acomode o combinarlos.

Para comenzar, ubícate en un lugar cómodo y tranquilo en tu casa. Para entrar en este estado de calma, baja las luces, usa una música relajante, ponte sobre una esterilla cómoda y busca un cojín pequeño para tu cabeza.

  1. RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA O ABDOMINAL

Esta técnica implica directamente al diafragma, que es el músculo que separa la caja torácica del vientre y, sirve para combatir la ansiedad.

Para saber si lo estás haciendo bien, debes poner una mano sobre el pecho y la otra sobre el vientre, luego observar cuál se levanta si respiras. Si el vientre la que produce el movimiento, lo estás haciendo bien.

TÉCNICA:

  • Tomar aire profundamente por la nariz, mientras observas cómo la mano puesta en el vientre se levanta.
  • Hacer una pequeña pausa y soltar el aire por la boca lentamente.
  • Repetir esta secuencia por al menos 10 minutos.
  • RESPIRACIÓN ALTERNA

Esta técnica consiste en inhalar alternando las fosas nasales. Es una respiración sencilla y su realización induce a un estado de calma y relación beneficioso para el cuerpo y la mente.

TÉCNICA:

  • En postura de meditación, tapa con tu dedo pulgar derecho la fosa nasal derecha e inhala lenta y profundamente.
  • Para botar el aire, tapa la fosa nasal izquierda y expúlsalo por la fosa nasal derecha.
  • Repite el mismo ejercicio, pero a la inversa.
  • RESPIRACIÓN COMPLETA

Esta respiración se realiza en 3 fases de inspiración y 3 de expulsión. Puede hacerse sentado o parado.

Es una técnica que puede aportar varios beneficios, como ampliar la capacidad torácica, entrenar el autocontrol e inducirnos a un estado sereno y de concentración.

TÉCNICA:

  • Pon las manos como en la respiración abdominal.
  • Inspira lentamente por la nariz, lleva el aire al abdomen, posteriormente a la zona de las costillas intentando que éstas se expandan y por último hacia la clavícula.
  • Retén el aire unos segundos.
  • Comienza la expulsión en el sentido contrario. Primero la clavícula, luego las costillas y, finalmente la zona abdominal hasta que te quedes sin aire.
  • Haz varias repeticiones.
0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments