FONDO NACIONAL DEL CÁNCER: COOPERACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

El Fondo Nacional del Cáncer, creado por la Ley N°21.258 (“Ley Nacional del Cáncer”) tiene por objeto financiar, de forma total o parcial, programas y proyectos que se relacionen de forma exclusiva con la investigación, estudio, evaluación, promoción y desarrollo de iniciativas para la prevención, vigilancia y pesquisa de esta enfermedad.

Uno de los pilares más importantes de la Ley Nacional del Cáncer es la cooperación público-privada, lo cual queda de manifiesto en la constitución del Fondo Nacional del Cáncer, el que estará compuesto por aportes de la Ley de Presupuestos del Sector Público, recursos provenientes de cooperación internacional, asignaciones de recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (si así lo acuerda el Consejo Regional), además de donaciones, herencias y legados.

Los programas y proyectos a financiar por este Fondo se determinarán a través de concursos públicos convocados por la Subsecretaría de Salud Pública, entidad responsable de administrar estos recursos.

De forma excepcional, podrán ser financiados directamente (sin concurso público) algunas iniciativas o proyectos vinculados con la adquisición de medicamentos, insumos, equipamientos, tecnologías o proyectos de investigación.

¿Cómo se pretende incentivar el aporte privado? Para este fin, la Ley Nacional del Cáncer contempla varios beneficios tributarios. Uno de ellos es que las donaciones que se realicen a este Fondo no quedarán sujetas al trámite de la insinuación y, al igual que las herencias y legados, estarán exentas de impuestos. Adicionalmente, las empresas que efectúen donaciones en virtud de esta ley podrán rebajar lo donado como un gasto del ejercicio.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments