SOLTAR, SOLO CONFIAR

“Siempre admiré a esas personas capaces de soltar. Con la habilidad de dejarse sorprender por la vida, sin querer controlarlo todo. Capacitado para aceptar lo que Dios o el destino nos tengan preparado, sabiendo que lo que sea, va a estar bien. El cáncer me ha impuesto ser cada vez más así. Cuesta, pero la mayoría de las veces, lo logro. Y no niego que ser así gracias a esta enfermedad, me ha hecho una mejor persona, ciertamente. Hoy no puedo controlar ni siquiera de qué largo quiero tener mi pelo. ¿Realmente importa estar pelada? No, pero, insisto, cuesta. Y es en esos instantes donde recuerdo la enseñanza… Soltar, dejarme sorprender, confiar… solo confiar”.

4 2 votes
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments