ETIQUETADO NUTRICIONAL: SEGUNDA PARTE

Si bien los semáforos sirven a la hora de identificar cuáles alimentos contienen nutrientes críticos y cuáles no, la lectura de la etiqueta del alimento te permite identificar el tamaño y composición de lo que conocemos como “porción”.

Los estudios muestran que la mayoría de la población no sabe estimar el tamaño de las porciones apropiadas y desconoce cómo leer una etiqueta nutricional. Es por eso que en Liveat gracias al aporte de la @dramagdalenafarias queremos enseñarte algunas estrategias sobre cómo elegir un producto basándonos en el etiquetado nutricional.

  1. Identificar la “porción”

La porción corresponde a la cantidad de un alimento que está recomendado consumir para una persona en una oportunidad. No es necesario medir o pesar toda la comida que comemos diariamente, pero si es importante saber qué cantidad de los distintos grupos de alimentos es recomendable comer y tener conciencia de esto al momento de alimentarnos.

Para conocer la porción de un alimento envasado debes fijarte en el tamaño de la porción que está señalado en la etiqueta nutricional. Otra alternativa para alimentos que no cuentan con etiquetas nutricionales es utilizar herramientas visuales de ayuda. Algunos ejemplos:

-El puño de la mano cerrada: corresponde a la porción de fruta o a ½ taza de fruta

-El tamaño de una baraja de naipes: equivale a 85gr de proteína

-El tamaño de un dado: equivale a 30gr de queso

  • La etiqueta nutricional señala el contenido de azúcar en una porción:

-Libre de azúcar (sin azúcar, cero azúcar, 0% o “no tiene”): quiere decir que el alimento contiene menos de 0,5gr de azúcar por porción.

-Bajo aporte de azúcar: no está definido por lo que no debiera usarse. Yo considero un alimento bajo en azúcar a aquel que contiene menos de 5gr por porción.

-Sin azúcar añadida: quiere decir que no se le añadió azúcar o ingredientes que la contengan

  • La etiqueta nutricional señala las calorías de la porción:

-Libre de calorías (sin calorías, cero calorías, 0% o “no tiene”): quiere decir que el alimento contiene menos de 5kcal por porción.

-Bajo aporte calórico: significa que el alimento contiene menos de 40kcal por porción.

  • ¿En qué más debes fijarte?

-Bajo en sodio: menos de 140mg por porción.

-Bajo en grasas: menor o igual a 3gr de grasa en porción.

-Fibra: un producto alto en fibra aporta al menos 5gr por porción.

-Producto “reducido”, “liviano”, “menos” o “menor” aporte: significa que el producto ha sido modificado y contiene al menos 25% menos de calorías o nutrientes que el alimento original.

-Las palabras “diet” y “light” no significan nada y se utilizan como estrategia comercial.

-Otros nutrientes: un producto que aporta entre el 10% y el 19% de los requerimientos diarios de un nutriente se considera “buena fuente” del nutriente y si aporta sobre el 20% se considera “alto en” dicho nutriente.

  • No olvides que cuando quieras comparar un producto con otro tienes que fijarte en el aporte por cada 100gr.
5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments